5 cosas que debes saber antes de lanzar tu tienda online

5 cosas que debes saber antes de lanzar tu tienda online

Por fin te has decidido a montar tu negocio online.

Sí, parece una buena opción para mejorar tus ingresos mensuales.

Pero, antes de lanzar tu tienda online debes tener en cuenta algunos aspectos clave para no fracasar en el intento.

Ya sé que te habrá llevado tu tiempo decidirte y buscar el producto adecuado.

Por supuesto, has analizado tus posibilidades de almacenamiento para que tu servicio sea óptimo.

Probablemente, ya hayas leído algún artículo en un blog especializado en comercio electrónico para aprender cómo vender online.

No obstante, no estaría mal que tuvieras en cuenta estas 5 cosas que debes saber antes de lanzar tu tienda online.

Alguna de ellas ya se te habrán pasado por la cabeza. Pero quizá no las estés visualizando como parte importante del proyecto.

 

Graba en tu mente estas recomendaciones antes de lanzar tu tienda online.

Aunque parecen cosas obvias que caen por su propio peso, no todo el que se decide a montar un eshop las toma realmente en serio.

A continuación te indico cuáles son para que las interiorices:

 

1. Montar una tienda online NO es gratis.

En realidad, nada en esta vida es gratis, eso ya lo sabemos.

Pero hay muchas emprendedoras que se deciden a montar su negocio online porque piensan que no les hará falta invertir dinero.

Esto es totalmente falso y a continuación te explico por qué.

Una tienda online requiere inversión para empezar.

Dejando a un lado los temas técnicos tales como hosting, dominio, plugins, temas, plataformas, etc. ¿Has pensado quién te la va a desarrollar? 

Si estás barajando la posibilidad de que te la monte tu “amigo el informático” que no te va a cobrar nada, ¡olvídalo! Esta tienda online no te va a dar dinero ni ahora ni luego.

Una vez que esté montada la tienda, habrá que posicionarla en los buscadores, atraer tráfico de calidad, etc.

Todo esto te va a costar dinero a no ser que tú seas una experta en marketing digital y puedas llevarlo a cabo tú misma.

Además, aunque este sea tu caso (si lo fuera no estarías leyendo este artículo), no te puedes encargar de todo cuando montas tu negocio.

Siempre habrá algo que no controles y para lo que necesites algún colaborador.

 

2. Por tanto, ¿cuánto dinero tienes para invertir en ella?

Cuando digo dinero también me refiero a recursos: tiempo, conocimientos, colaboradores, etc.

Al principio es lógico que no cuentes con una gran cantidad de dinero para invertir.

Pero siempre tendrás que contar con un mínimo para poder hacer viable tu negocio.

Estudia tus posibilidades de financiación y tantea el FFF (Friends, Family and Fools – Amigos, Familia y Tontos).

Suele ser la primera baza con la que cuentas cuando decides lanzar tu tienda online.

Otro aspecto que debes tener en cuenta es el tiempo que vas a estar sin cobrar nada.

Es decir, si montas un negocio online (y lo haces bien) empezarás a tener resultados aproximadamente hacia los 6 meses de haberlo montado.

Tienes que estudiar si puedes costearte estar ese período inicial viviendo de tus ahorros.

O quizás tengas algún otro ingreso con el que puedas tirar hasta conseguir vivir de tus ventas.

3. Dedícale el tiempo necesario.

Conozco mucha gente que ya está trabajando o tienen su propio negocio.

No consiguen llegar a fin de mes y como solución se deciden a lanzar su tienda online.

Pero ¡no tienen tiempo para dedicarle!

Ya van cortos con su trabajo diario, casa, familia, hijos, pareja, etc. Imagínate tener que ocuparse de otro negocio más.

Una tienda online requiere dedicación, conocimientos y personal que esté detrás.

No basta con lanzar tu tienda online y esperar a que te entre el dinero.

Tienes que estar constantemente mejorando, analizando, actuando.

Si no le dedicas tiempo, esta tienda no te va a dar ningún tipo de resultado.

Al contrario, perderás lo poco o mucho que hayas invertido a la hora de montarla.

 

 4. Atención al cliente: algo esencial en el mercado de internet.

Esto va totalmente unido con el punto anterior.

En una tienda online no hay un mostrador ni espacio físico donde esté el vendedor esperando a los clientes.

Pero esto no quiere decir que no haya nadie detrás de este comercio.

Al contrario, la atención al cliente es mucho más importante cuando estamos hablando de un negocio en internet.

Los clientes necesitan saber que detrás de tu magnífica web hay una persona (o más) dispuesta a escucharles, solventar sus dudas y ayudarles en el proceso de compra.

En una tienda online la credibilidad y confianza que puedas transmitir a tus clientes es esencial.

Por eso te aconsejo que pongas un teléfono de contacto además del email. Y sobre todo ¡que cojas el teléfono cuando te llaman!

Parece algo absurdo pero conozco empresas que nunca atienden al teléfono que aparece en la tienda.

Ellos pensarán: que me envíen un correo y ya cuando tenga tiempo les contestaré.

ERROR: en internet la competencia está a sólo un click y si tú no les contestas en el momento, ¡has perdido la venta!

A no ser que vendas algo tan exclusivo que no tengan más remedio que esperar a que tú hagas un hueco en tu apretada agenda para atenderles (pero esto no suele darse en la mayoría de los casos).

Si no puedes atender el teléfono, no lo pongas.

Es mucho más creíble y da mejor imagen si pones solo el correo. Eso sí, contesta el correo de manera inmediata.

Ten en cuenta que si el cliente tiene una duda durante su proceso de compra y se la solucionas en el momento, es muy probable que acabe finalizando la compra.

 

5. Espera para conseguir resultados.

Como ya comentamos en el punto 2, una tienda online tarda de 6 meses a un año aproximadamente en dar resultados.

Por supuesto, tardará menos en función de la cantidad de dinero de que dispongas para realizar publicidad y llevar más tráfico a tu web.

Te llevará tiempo crear las categorías adecuadas, subir los productos con todas sus descripciones, textos, imágenes, etc.

Además, tendrás que ir generando contenido para tu web, cosa que normalmente no hacen las empresas de informática que te la montan.

Esto es algo que tendrás que ir haciendo tú en función de los intereses de tus clientes, de manera paulatina.

El posicionamiento orgánico en buscadores (SEO en términos técnicos) es lo que más ingresos va a generar en tu tienda online, pero es algo lento.

Es decir, es un trabajo que hay hacer diariamente y que irá teniendo resultados poco a poco.

Nadie tiene la fórmula mágica para que tu página web empiece a salir inmediatamente en los resultados de búsqueda (a no ser que pagues publicidad en Google, claro está).

Por este motivo, y para terminar este artículo, te aconsejo que tengas paciencia a la hora de lanzar tu tienda online.

Tu trabajo tendrá que ser constante, minucioso y diario si quieres empezar a conseguir resultados con tu ecommerce.

Investiga, mide y analiza para ir mejorando día a día.

Pregunta a tus clientes su grado de satisfacción, lo que opinan de tu página y de tu servicio.

Sólo así conseguirás hacer de tu tienda online un negocio rentable. 

Y tú, ¿estás pensando en montar tu propia tienda online? Pide ayuda….